NUESTRA HISTORIA

La provincia de Tierra del Fuego se ha convertido en un polo tecnológico donde predominan diversas industrias, entre ellas la industria electrónica que posee fábricas en las ciudades de Río Grande y Ushuaia. Este Polo Tecnológico nació como consecuencia de la creación del régimen de promoción económica, que fue creado en 1972 con fines geopolíticos y del cual se desprende el subrégimen de promoción industrial.

A principios de la década de los setenta, la escasa población de la región austral argentina era una debilidad geopolítica importante, por ese motivo se impulsó la idea de fomentar una migración interna de personas hacia la zona.

Con el objetivo de promover el desarrollo socioeconómico en la provincia de Tierra del Fuego y para motivar a la industria manufacturera nacional para que se instalara en el sur, fue necesario crear condiciones económicas e impositivas especiales que resultaran lo suficientemente atractivas para empleadores y empleados.

El sector evolucionó y en la actualidad existen, en toda la provincia, 58 empresas de las cuales 34 fabrican bienes electrónicos de consumo, bajo estándares internacionales de calidad.

Afarte nació en 1956 conformada por empresas que producen equipos de aire acondicionado, televisores, cocinas de microondas, informática, telefonía celular y electrónica para el automóvil. Llevan invertidos más de U$S 500 millones en los últimos cinco años y en 2016 facturaron U$S 3.500 millones en conjunto.